RINCONES DE ARAGÓN: CASCADA DEL SALTO (SALLENT DE GALLEGO)



Esta es una pequeña y fácil excursión donde los más pequeños pueden sentirse auténticos protagonistas. Hacerles imaginar que son Peter Pan, el Capitán Jack Sparrow o Indiana Jones. Es fácil hacerles suponer que vamos atravesar una densa selva y alcanzar la base de una gran cascada porque la cara de asombro que dibujaran, bien lo merece.









Hoy lo hacemos en compañía de dos grandes aventureras, dos iconos de la Ruta Quetzal, recorrieron Méjico sobre los Caminos Blancos Mayas, atravesaron Colombia y descendieron el Amazonas por la Ruta Inca. Diana Nalbaru y Cristina Sánchez. Pero ha sido fácil convencerlas porque a mi lado, enseguida vuelven a la niñez.


Un sendero perfectamente señalizado, de apenas dos kilómetros de ida y vuelta, serpentea mientras poco a poco va ganando altura. La gran mole pétrea de la Peña Foratata nos vigila y protege. 

Unos carteles nos ayudan a identificar la flora adyacente a la senda. Los árboles y arbustos casi nos engullen, solo somos salvados por los arroyos y sus bravas aguas.

Llegamos a un paraje donde el camino hace un giro a la izquierda, y en esta posición empezamos a descender suavemente. Ya oímos el ruido del agua. Unos metros más para alcanzar el mirador del “Salto del agua”. 

Se trata del salvaje brinco que realiza el río Aguas Limpias encajonado entre grandes rocas, formando una cascada muy espectacular. Solo los más valientes, osados o Indianas serán capaces de alcanzar la base de la cascada y sentir las frías gotas pulverizadas.

Lo hemos pasado como niños, una vez más. 

Y las fotos de Diana impresionantes.
















































































































0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Popular Posts

Páginas vistas en total