Viajes: desde Vancouver


Vancouver a lo callejeros viajeros.


Tras vivir durante casi un mes en esta preciosa ciudad canadiense, creo que, por fin, tengo la información suficiente para describirla a lo callejeros viajeros.

Vancouver es una de las ciudades más seguras para vivir. Lo cual no significa que no halla tribus urbanas, homeless, barrios marginales, drogas y otras cosas por el estilo. En realidad, tiene una de las tasas de mendicidad más altas del mundo (en torno al 30% de la población vive en la calle)

Vancouver es una ciudad de contrastes. Puedes volver en bus hacia tu casa situada en la zona pija de Vancouver y ver como sube un homeless con sus latas (porque aquí los mendigos recogen las latas y les pagan por ellas, es un tipo de reciclaje).

Lo mismo ocurre con los edificios, las calles y las zonas.
Por ejemplo, Vancouver se trata de una ciudad insertada en medio de un bosque, es una mezcla entre naturaleza e industrialización. De ahí que aparezcan osos de vez en cuando (como el que se ha estado paseando hoy por el jardín de mi casa solo para dejarnos una caca).
Pero quizás, donde mayores diferencias notamos son en los edificios, y en general las zonas de la ciudad.

Podemos decir que Vancouver es una amalgama de diferentes zonas, cada una de ellas con sus peculiaridades:

EL Downtown se compone por dos calles perpendiculares entre si, (Georgia y Grandville) que vendrían a ser como la 5 Av de Nueva York o el Paseo de Independecia de Zaragoza. Rodeándolas esta Ganstown (que básicamente ser reduce a Pender). Es una calle muy mona, ideal para comprar los souvenirs.

Si avanzamos una calle más encontraremos Hanstings. Hanstings (que es la paralela a Pender) se trata de la calle del Crack (vamos una zona no muy recomendable para ir por la noche). En esta calle, se concentran los mendigos, drogadictos, etc. Y direis, si Pender y Hansting están una pegada a la otra, será peligroso ir por Ganstown. Pues no. Entre estas calle, es como si hubiera una línea divisoria que los maleantes no se atreven a cruzas. De todas formas, aquí los homeless no hacen nada.

Si continuamos por Hansting llegaremos a Chinatown.
Es un barrio curioso, pero no tiene nada en especial salvo los jardines. Sin embargo, la verdadera chinatown se encuentra a 1 hora de Downtown. Es Richmond´, un barrio de predominio asiático.

Volviendo a Georgia, si tomamos Cambie (una perpendicular, y paralela a Georgia), llegamos al barrio Gay, donde las marquesinas de los buses son rosas. EL barrio gay desemboca en English Bay, una de las playas más famosas de Vancouver que limita con Stanley Park.
Stanley Park constituye una frontera natural entre el verdadero Vancouver, West Vancovuer y North Vancouver. 

En fin, como podéis ver, esta ciudad se compone de diferentes núcleos "buenos" rodeados de zonas marginales. Todo hay que decir que al principio asusta un poco, pero luego, tras un mes, que le homeless se suba a tu bus te parece tan normal; el olor característico de marihuana, corriente; y que para ir de Chinatown a la calle más turísticas tengas que pasar por el peor barrio, usual.

A todo se acostumbra uno.

Ya se me acaba lo bueno.

Aprovechando el correo, os voy a contar mi 18 cumpleaños, para que no os lo tenga que relatar mañana por teléfono.
Ayer me levanté muy, muy, muy pronto, para llamar a mama. Hice la mochila, compre unos timbits (agujeros de donuts) y a las 8:30 estaba en la library para coger el bus junto a 3 más que nos llevará a la Grouce. En la falda de la montaña quedamos con otra chica e iniciamos el ascenso. Tendríamos unos 700 m de desnivel, más de 2000 escalones y poco tiempo. En 1h 45 minutos alcanzamos la cima. Comimos allí, nos terminamos los timbits e intentamos ver osos. Porque allí se supone que tienen un recinto vallado donde hay osos. Bueno, el recinto lo encontramos (igual que encontramos el de los lobos) pero allí no había ni osos, ni lobos ni na, solo encontramos un show de leñadores, pero viendo como eran los anteriores, decidimos pasar de él.

A las 13:00, cogimos la góndola para bajar (porque sino no nos daba tiempo) y volamos cada uno a su casa para ducharnos y arreglarnos, que a las 4:45 habíamos quedado en la escuela para ir a cenar.

A las 5:30, cuando por fin llegamos todos, nos fuimos al restaurante libanés (del Libano).
Tras la cena, consistente en brochetas de pollo y de verduras, falafel, y otras cosas extrañas, intentamos buscar un garito. Entramos a una cafetería cutre donde iban a tocar música en directo. El plan era perfecto hasta que el dueño nos pidió 5$ si queríamos quedarnos a ver a los cantantes. Como aquí somos todos muy ratas y la pela es la pela, nos fuimos de ese antro y nos bajamos a downtown, a dar una vuelta por Granville y escuchar los grupos de música callejeros.
Y a las 22:20, coge el bus de vuelta a casa porque sino me quedo en tierra.

Cuando llegué fue cuando me puse a hacer la tortilla de patata para llevarla hoy a clase. En fin, organicé un olor a fritongo... Ahora, la tortilla hoy ha caído entera.
Hoy hemos hecho una despedida con comida y tal, y luego después de la graduación nos hemos ido andando a English Bay, nos hemos tirado en la hierba de Stanley Park para luego volver al Tim Hortons de Downtown.

Mañana bajaré por la mañana otra vez a la library, a despedirme de Gandstown, Gradville, Robson, Pender, Georgia, el English Drugs, la Fharmasave,  y Hasting con sus homeless.

Un besito a todos y nos vemos muy pronto (OHHHH, ME QUIERO QUEDAR.)

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Popular Posts

Páginas vistas en total